Generador externo de humo frío - 35 cm (Boca ancha para ahumadores eléctricos HUMOS - Masterbuilt)

Entregas para el CP:
Medios de envío

Generador externo de humo frío boca ancha HBA

 

 

 

Los generadores externos de humo frío son especialmente diseñados para no incrementar la temperatura en las cámaras de cocción. Son utilizados para aquellos alimentos que por sus características no deben ser sometidos a temperaturas elevadas durantes su ahumado. (Quesos, salmón y trucha curado, embutidos secos fermentados, fiambres y salazones crudas). 

Diseñado para un calce perfecto para ahumadores electricos de la marca Humos. Funcionamiento por acción física (efecto Venturi).

Carga astillas por la parte superior, encendido por la parte inferior (Se enciende con soplete, algodón con alcohol o papel) y luego se conecta el bombeador de aire provisto para mantener activa la combustión. Mantiene el caudal de humo parejo hasta 4 horas (en condiciones ideales). 

Ideal para utilizar ahumadores elèctricos sin función de ahumado en frío. Ahúma quesos, pescados, especias, sales, aceites, vegetales y chacinados. 

Este modelo está especialmente diseñado para ahumadores eléctricos marca humos. Encastre en la boca de acceso lateral. También podes hacer un agujero en la cámara de 2 1/4´´ 

 

Características:

36 cm altura 

10 cm ancho x 10 cm profundo
Conector de 2 1/4 pulgadas 
Malla metálica de soporte de astilla.
Tapas encastrables. 
Funciona apoya en el piso. 
Incluye bomba aireadora y manguera. 

 

En el mundo de los ahumados hay dos grandes grupos: el ahumado en caliente y el ahumado en frío. En ambos casos consiste en someter a los alimentos a la exposición de humos de maderas aromáticas. Dentro el ahumado en frío 0 a 25 °C entrarían los productos que por sus características no requieren una cocción ya que son curados previamente como la trucha, el salmón, los fiambres secos (jamón crudo, bondiola serrana), especias y quesos. Más bien durante el proceso de ahumado en frío los productos son sometidos en intervalos de tiempo a corrientes de aire que contribuyen a su deshidratación. Técnica que le confiere al pescado, por ejemplo, características organolépticas particulares como la firmeza en su textura, sabor concentrado y elevada durabilidad. 

Muchas veces se confunde el ahumado en frío con el frío de refrigeración lo que lleva a muchas personas a creer que pueden colocar carnes crudas sin ningún tipo de tratamiento previo al contacto directo con el humo en cámaras o gabinetes que trabajan a temperatura ambiente. Esta práctica puede ser peligrosa ya que la proliferación microbiana es irreversible. Es por este motivo que aclaramos siempre en nuestros cursos que el ahumado en frío va de la mano con las técnicas de conservación y tratamientos previos de los alimentos para que sean seguros, ricos y duraderos.